2017-09-13

Con mucho Swing


Melodías improvisadas, batería, contrabajo, piano, trompeta, saxofón, arena y salitre. Esto es el Jazzaldia. Bailar, brindar y disfrutar de la música jazz en un marco incomparable, en la playa de la Zurriola. Todo un privilegio que muchos disfrutamos anualmente a finales de este mes de julio. Las notas musicales viajan a través de la brisa marina hasta nuestros oídos y vibramos con cada una de los acordes que nos regalan las grandes figuras de la música jazz que se acercan hasta este festival.

En el Jazzladi, el público, es, sin duda, uno de los grandes protagonistas de esta cita ineludible en la agenda estival. Y como público asistente no está de más que te sumerjas en el papel con el estilismo de un auténtico JazzMan.

La música jazz es elegante, sólo hay que ver a los músicos que siempre visten de traje, con mucho estilo,  mucho swing. Y es que a pesar de que no te vayas a subir al escenario verde, como asistente a los conciertos puedes envolverte no sólo con la melodía sino también con la moda propia del jazz.

Todo JazzMan que se precie debe ir vestido con traje. Pantalones oscuros, de un color neutro y de estilo slim fit. Entre los colores si hablamos de oscuros, hablamos de negro y gris. Las rayas son muy comunes entre los músicos, dejemos la exclusividad para ellos, y nosotros centrémonos más en la sobriedad, la misma que hace que levantes involuntariamente el pie al ritmo de la melodía.

Por su parte, la camisa debe ser de color blanco. Introdúcela dentro del pantalón y asegúrate de que quede ajustada.  En cuanto a la chaqueta, dadas las fechas en las que nos encontramos, no es necesario que la lleves, resérvala para cuando tengas pensado trasnochar, que ya se sabe que aquí con la brisa del mar a ciertas horas de la noche refresca.

Por último, y no menos importante, están los zapatos, negros y con cordones.  Y como apunte, en caso de prescindir de la chaqueta, un accesorio que te transportará al Nueva Orleans de finales del siglo XIX es el chaleco. Un acierto seguro.
El look perfecto para disfrutar de uno de los eventos del año. Y es que si algo tiene el jazz es derroche de elegancia. Únete a la elegancia y el estilo del jazz para completar tu plan perfecto. Y recuerda, que un auténtico JazzMan encontrará todo lo que necesita en Neu, donde además resolveremos todo tipo de dudas.