2018-09-28

Érase un Hombre a una Barba Pegado


Hace no tanto, expresión de rebeldía y contestación. Hoy, look de moda incontestable.

Elige el estilo que mejor se adecúe a tus facciones, todo depende de tu creatividad y de tu maña. Barba sí, pero cuidada. Presentamos una guía básica de cuidados en tres pasos para los no iniciados.



-Higiene

Parece una obviedad pero al igual que nos lavamos la cara o las manos a diario, la barba también requiere de un lavado diario. Está expuesta a humos o restos de comida, entre otros, que además de ensuciarla deterioran la calidad de nuestro vello facial. Además, la piel bajo la barba también acumula impurezas. Utiliza una pastilla de jabón específica para el cuidado de la barba y masajéala bien durante un par de minutos, tras lo cual debes aclararla con abundante agua.
 
-Hidratación

El crecimiento de la barba tiende a resecar la piel, lo que puede provocar descamaciones y picores. El pelo también se resiente, por lo que la hidratación se hace absolutamente necesaria. El uso de un producto a base de aceites esenciales, además de ser una alternativa muy recomendable para la hidratación y nutrición, puede constituir una rutina muy placentera. Al salir de la ducha, seca la barba presionando el pelo, evita frotarlo para no dañarlo. Aplica un golpe de secador (aire frío preferiblemente) pero dejando el pelo con un punto de humedad. Es en este momento cuando conviene aplicar el producto hidratante, masajeando toda la barba, hasta que notes que el producto ha sido absorbido.
 
-Styling

Para conseguir la forma desea y “domar” tu barba, se hace imprescindible acudir a la barbería cada cierto tiempo. Lucir una barba cuidada requiero de las manos de un buen profesional. Una vez en casa, no podemos descuidarnos. Nuestra barba requerirá de recortar las puntas, un afeitado preciso y un cepillado diario. Déjate aconsejar para conseguir el efecto deseado.
 




neu traje banner
negu logo
neu tijera banner

FACEBOOK-EN JARRAITU

Blog Archive