2017-07-20

Paso a paso


El día de la boda es, sin duda, uno de los días más importantes en la vida de cualquier persona. Un día inolvidable, que se instala en tu memoria, recordando cada instante, cada momento. Todas las parejas de novios, sin excepción, quieren que ese día, el día, salgo todo perfecto, pero como en todo en la vida vayamos al principio, trasladémonos al comienzo, a los preparativos para el gran día.


Entre esos preparativos está, además de la elección del restaurante y la lista de invitados, el vestuario que llevarán los protagonistas. Las novias, en la mayoría de los casos, digamos que tienen más tablas en cuestiones de moda. Por el contrario, los novios son los que en muchas ocasiones no saben por dónde empezar. Paso a paso, o como decía Jack el destripador, vayamos por partes.

Una vez elegida la fecha del enlace, es recomendable comenzar con la elección del traje meses antes, desde Neu recomendamos que entre tres o cuatro meses antes de la boda solicites la primera cita.

A este primer encuentro te recomendamos que acudas acompañado de algún familiar o amigo, siempre te hará sentirte más cómodo recibir apoyo y consejo de alguien que te conozca bien, nosotros ganaremos tu confianza para que nos traslades todas tus dudas y gustos. Y a partir de aquí, todo irá rodado, tipo de traje, colores, posibles combinaciones y pruebas hasta elegir el que será el traje. Una vez que tenemos  el traje nos dedicaremos al todo, al conjunto completo, los accesorios, zapatos…y por último, el momento ajuste, coger el bajo y tener la certeza de que te siente como un guante.
Resumimos los sencillos pasos a seguir:

Paso 1: Solicitar la primera cita llamándonos al 943 441 582 o través de nuestra página web.
Paso 2: En la primera cita conoceremos tus gustos, tipología de traje que encaja con tu personalidad y fisionomía. Y ya comenzamos!!!
Paso 3: Elección de traje.
Paso 4: Elección de camisa y complementos (chaleco, corbata o pajarita; cinturón, zapatos, gemelos…).
Paso 5: Prueba del traje y ajustes.
Paso 6: Prueba final para asegurarnos que encaja perfectamente y que está listo para que te lo lleves a casa.
Paso 7: Guárdalo con su funda colgado en un armario hasta el gran día.
Paso 8: Disfruta de tu día y de tu traje.

Como veis, el proceso es muy sencillo, los pasos fluyen de forma natural hasta convertirse el traje en una segunda piel, ese es nuestro objetivo, facilitarte el proceso, hacerte sentir cómodo y ser cómplices de confianza en una elección que parece difícil pero que nosotros haremos que sea muy sencilla y con la que encima disfrutes.