2017-09-13

El padrino


Hoy hablamos de la figura del padrino, y como te imaginarás no estamos hablando de Marlon Brando, el padrino del cine por excelencia. Nos dirigimos a ti, futuro padrino de boda. A estas alturas de la película, sabrás, que ser el padrino de una boda conlleva una gran responsabilidad y cierto protagonismo. No te asustes, la figura principal de una boda siempre será la de los novios, pero tu puesto es importante, han confiado en ti, y deberás estar a la altura de la celebración.

En Neu te ayudaremos y  asesoraremos para lucir el traje y adoptar la pose que merece la ocasión. Ten en cuenta que el atuendo del padrino no es nada difícil de elegir, sólo deberás limitarte a seguir las reglas de etiqueta que hayan elegido los novios, si las hay.

Como buen padrino deberás estar al tanto del vestuario elegido por los novios para que vayas acorde y “combinado” con los protagonistas. En el caso de que el novio vaya con chaqué,  deberás ir de chaqué, esta opción es más propia de las bodas religiosas de mediodía que civiles. En caso contrario, con un traje tradicional estarás a la altura.

A la hora de seleccionar el traje, deberás tener en cuenta el color, para ello, te recomendamos que la tonalidad del traje vaya acorde con el color del traje de novio, así no le quitas protagonismo (quitar al novio). Y por supuesto, si no quieres ganarte la enemistad de la novia,  evita los colores muy claros, blancos, crudos y grises perlas.

Como venimos diciendo en otras ocasiones, la diferencia siempre estará en los pequeños detalles, hablamos de los zapatos, si vas en colores oscuros un zapato negro es un acierto seguro. En cambio, para ocasiones especiales, bodas más campestres o temáticas,  con trajes no muy oscuros unos zapatos marrones también te quedarán genial.
La mejor de las opciones en ocasiones tan especiales y memorables como ésta es la elección de un traje sencillo y sobrio, a la vez que elegante. Visítanos y te ayudaremos a cumplir este importante papel.